Inicio

cropped-ceb-logo.jpg

Cultivando el Equilibrio Emocional (CEB – Cultivating Emotional Balance) es un programa  diseñado para explorar y cultivar el equilibrio mental que nos conduce a un estado de felicidad genuina,  eudaimonía.

  • Una felicidad que no depende de las circunstancias externas ni del comportamiento de los demás, sino de nosotros mismos, del sentido que le demos a nuestra vida, de nuestras actitudes y conductas.
  • Una felicidad que proviene de lo que aportamos al mundo, no de lo que sacamos de él.
  • Una felicidad que repercute en las personas que nos rodean, no sólo en nosotros mismos.

El CEB nació a partir de una de las reuniones organizadas por el Instituto Mind and Life para fomentar el intercambio entre la ciencia occidental y la tradición contemplativa budista. En la del año 2000, descrita por Daniel Goleman en el libro “Emociones Destructivas”,  el Dalai Lama  propuso a los científicos crear un programa laico que uniera “lo mejor de los dos mundos”, la psicología occidental y la meditación budista, con el objetivo de ayudar a las personas a gestionar las emociones destructivas.

El Dr. Paul Ekman, especialista en la expresión de las emociones y el Dr. B. Alan Wallace, erudito conocedor del budismo tibetano, aceptaron el reto y desarrollaron este programa de formación que integra ambos enfoques. En el CEB se trabajan habilidades de regulación emocional provenientes de la ciencia occidental y de las prácticas contemplativas budistas, con el objetivo de reducir las respuestas emocionales que son destructivas para uno mismo y los demás y de mejorar las relaciones interpersonales.

En el curso trabajamos:

  • Los cuatro dominios que configuran el equilibrio mental según el modelo del CEB: conativo, atencional, cognitivo y emocional.
  • Las emociones: sus características, función adaptativa, periodo refractario, la expresión de las emociones universales y las emociones destructivas y constructivas.
  • Prácticas de mindfulness y meditación que, a través de cultivar la relajación, la quietud (stillness) y la claridad mental, incluso en la vorágine de la vida cotidiana con el exceso de estimulación y de estrés que conlleva, nos permitirán centrar la mente.
  • Prácticas meditación que nos ayudarán a interactuar con una actitud de amabilidad, apertura e indagación ante cualquier experiencia, positiva y negativa. Y que, por tanto, nos darán mayor libertad de respuesta ante situaciones de alta carga emocional;  la posibilidad de responder de forma efectiva y no dañina.
  • Prácticas de meditación para cultivar cualidades latentes en todos los seres humanos y que contribuyen de forma clave al bienestar profundo: amor altruista, compasión, alegría empática y ecuanimidad.

 

Si la ciencia comprueba que alguna creencia budista es incorrecta, entonces el budismo tendrá que cambiar. Mi punto de vista es que la ciencia y el budismo comparten una búsqueda de la verdad y el entendimiento de la realidad. Al aprender de la ciencia sobre los aspectos de la realidad, donde su comprensión puede ser más avanzada, creo que el budismo enriquece su propia visión. Dalai Lama.

En ese vídeo Alan Wallace habla del programa. Allan Wallace sobre CEB (cultivando el equilibrio emocional)

Y esta es  la WEB original del curso.

Cuando en el año 2000 nació el proyecto CEB, el proceso de integrar las prácticas contemplativas con las técnicas psicológicas occidentales  y el conocimiento científico sobre las emociones, fue facilitado por un Comité Asesor formado por expertos en el campo de las emociones, las intervenciones psicosociales y la práctica contemplativa.

  • Richard Davidson, Ph.D., University of Wisconsin (specialty: brain and emotion)
  • Mark Greenberg, Ph.D., Penn State University (specialty: social-emotional intervention in schools)
  • Daniel Goleman, Ph.D. (specialty: emotional intelligence)
  • Jon Kabat-Zinn, Ph.D. (specialty: mindfulness-based stress reduction)
  • John Teasdale, Ph.D. (specialty: combining cognitive-behavioral therapy and mindfulness)
  • Joseph Goldstein (specialty: Buddhist meditation)

 

Panel 1

Acerca de

yolanda-foto

Mi nombre es Yolanda Blanch.  De adolescente sólo tenía interés por la ciencia, crecí con Cosmos de Carl Sagan, y por la ciencia ficción, Star Trek era mucho más que una serie de TV para mi. Los temas relacionados con los seres humanos me interesaban más bien poco a menos que hubieran alienígenas involucrados. Escogí matemáticas como carrera.

Al acabar entré en el departamento de riesgos de Caixabank. Un año más tarde pasé al departamento comercial de productos derivados. El siguiente cambio fue el definitivo y desde 2002 trabajo como trader de opciones de divisa.  Empezar a trabajar cambió muchas cosas, claro está, pero quizás la más relevante es que, de repente, los temas relacionados con los seres humanos pasaron a ser el centro de mi vida.

Me costó mucho entender la dinámica social, y no porque fuera demasiado especial sino porque yo era completamente ciega a ella. Para que os hagáis una idea: al poco tiempo de entrar mi jefe me pidió que dividiera al departamento en dos grupos para explicarles un  nuevo programa informático. “Con qué criterio los divido?” le pregunté. “El que te parezca bien” respondió. Y con la habilidad social que os estoy confesando envié un mail a todo el mundo, incluido mi jefe, en el que proponía dos grupos, a las 16.00 y a las 18.00, explicando que el criterio para ir a uno u a otro grupo había sido el de intentar respetar el horario: los que se iban pronto a las 16.00 y los que se iban tarde a las 18.00. Como os podéis imaginar recibí más de una respuesta airada. Lo peor es que tardé años en entender qué había hecho mal.

Opté por buscar la solución donde siempre y empecé la carrera de psicología. Justo a tiempo, porque cuando  ya había aprendido a disimular mi incompetencia social con mas o menos éxito, sobre todo gracias a los estupendos y cargados de paciencia compañeros,  los mercados financieros se complicaron y fue la gestión del estrés la que se hizo  una necesidad imperiosa. Por suerte la psicología me llevó a la meditación.

Han pasado más de quince años desde estos inicios. Mi trabajo me resulta muy estimulante pero sigue requiriendo de una gestión continua del estrés y las emociones. La formación del CEBTT ( Cultivating Emotional Balance Teacher Training) me parece la culminación de mi proceso formativo. Me llegó en un momento óptimo. Primero porque pasaba por un momento complicado de salud, que se resolvió durante las semanas de formación; no puedo estar segura de que fuera sólo gracias a ella, pero sin duda tuvo mucho que ver. Y segundo porque me permitió llevar a cabo el impulso de compartir lo que he aprendido  a lo largo de estos años.

El programa que os presento en esta WEB, Cultivando el Equilibrio Emocional, me parece una herramienta muy potente para la gestión de emociones.

Forma parte de un proyecto más amplio que he llamado Epimeleia, cuidar, estudiar, ocuparse de uno mismo. Pero no desde una aproximación egoísta de centrarse en el pequeño yo para obtener lo mejor del mundo, sino desde una perspectiva de aprendizaje continuo con la felicidad plena, eudaimonia (εὐδαιμονία), como objetivo. Para poder ofrecerse al mundo.

https://epimeleiabarcelona.com

Como os decía, al crearlo he seguido el impulso de compartir las herramientas que me han sido útiles para intentar cultivar una vida plena. Mi aspiración es que pueda resultar ni que sea mínimamente útil a alguien en algun momento.

Web en la que podéis encontrar instructores del CEB

ceb-teachers_dos

 

 

 

 

 

Panel 2

Contacto

Si queréis contactar podéis hacerlo desde aquí